1º de mayo – Día Internacional de los Trabajadores

      Comentarios desactivados en 1º de mayo – Día Internacional de los Trabajadores

El primer acto del Día del Trabajador se realizó en 1890, en el Prado Español de Buenos Aires, cumpliendo con la resolución del Congreso de Paris de 1889. El acto del 1° de mayo se tomó como una instancia propia de la clase obrera argentina, ya que se consideraba un espacio de cohesión de todos los intereses de los trabajadores, donde convergían las aspiraciones y reivindicaciones, fueran éstas políticas, ideológicas, culturales o sociales.

La jornada reivindicativa fue resuelta por el congreso obrero socialista de la 2da. Internacional (París 1889), como jornada de lucha por los derechos reclamados en cada lugar, y como homenaje a los obreros detenidos y ejecutados en Estados Unidos por participar en multitudinarias movilizaciones para conseguir la jornada laboral de 8 horas (eran “legales” jornadas de hasta 18 horas…) en jornadas de huelgas en el mes de mayo de 1886. Las jornadas de 8 horas fueron concedidas como legales, pero se acusó a los obreros de la muerte de policías provocada por la explosión de un artefacto, en confusas circunstancias. Además de los enjuiciados y ejecutados, nombrados desde entonces como los “Mártires de Chicago”, miles fueron perseguidos y despedidos para dificultar la organización y las luchas de los trabajadores.

En la actualidad, muchos países conmemoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Los pocos que no lo hacen -en general, países de colonización británica, como Estados Unidos y Canadá, que celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre; Nueva Zelanda, el cuarto lunes de octubre.

En nuestro país, el primer acto del Día del Trabajador se realizó en 1890, en el Prado Español de Buenos Aires, cumpliendo con la resolución del Congreso de Paris de 1889. El acto del 1° de mayo se tomó como una instancia propia de la clase obrera argentina, ya que se consideraba un espacio de cohesión de todos los intereses de los trabajadores, donde convergían las aspiraciones y reivindicaciones, fueran éstas políticas, ideológicas, culturales o sociales.

Pintura de Quinquela Martín
La pintura integra la serie «Trabajo en la Fundición», legada al pueblo argentino por Benito Quinquela Martín

Una conmemoración diferente será la de este 1º de Mayo de 2020, que nos desafía a pensar a la intemperie, sobre escenarios posibles a partir de las advertencias de la OIT, según la cual 1.500 millones de personas, casi la mitad de la fuerza laboral formal del planeta podrían perder el trabajo debido a la pandemia y sus efectuaciones. En este mismo sentido el trabajo online se ha impuesto de forma repentina y masiva de la noche a la mañana, acelerando cambios en las formas de trabajar y nuestras ideas sobre la organización del trabajo. Por primera vez muchas y tantos otros trabajadoras y trabajadores comenzamos a trabajar desde nuestras casas, viendo lentamente como se alteraba nuestro mundo laboral. Sintiendo las presiones de un mundo que cambió y cambia estrepitosamente día a día, el contingente de trabajadoras y trabajadores mal remunerados que realizan pequeños encargos, a menudo vinculados con plataformas digitales (como los reparto de comidas, u otros servicios), sin beneficios de seguro de desempleos o de licencia por enfermedad, o que tienen un acceso inadecuado a ellos.

En este momento de pandemia y aislamiento, con cierre temporarios de empresas, con la profundización de crisis económicas ya en curso, se produce miles de suspensiones y despidos en todo el mundo. La situación en nuestro país, con medidas para preservar la salud y la vida de las y los argentinos, se presenta como un inmenso desafío conseguir y preservar los puestos de trabajo y las condiciones laborales de millones de trabajadoras y trabajadores. Ya previamente a la crisis del coronavirus, miles trataban de tener dos o tres trabajos para poder acceder a condiciones medianamente dignas de vida…muy lejos ya de las jornadas de 8 horas, que sigue siendo una reivindicación actualísima… más de un siglo después…

Párrafo aparte las condiciones laborales de las mujeres , mayoritariamente sometidas a dobles o triples trabajos: empleos por salarios… y tareas domésticas y de cuidados impuestas por la organización patriarcal puertas adentro del hogar, sin salarios…

La pandemia agudizó las brechas sociales, económicas y profundizó las diferentes vulnerabilidades como las vinculadas a las cobertura de protección social en viejas y nuevas formas de empleo. Por ello, es imperativo en este 1º de Mayo, volver la mirada sobre los sentidos que tiene el ser trabajadora/dor hoy en el siglo XXI, deviene en relevante valorar el rol del Estado en la protección del Trabajo en sus múltiples dimensiones, y de algún modo de los efectos de esta crisis que “nos acontece”, la cual nos muestra a cada instante lo intolerable de este tiempo que vivimos, pero que en simultáneo produce el estallido de nuevas posibilidades, desafiándonos a crear nuevas formas de estar, y de vivir junto a otros y otras. Quizá estemos asistiendo a un cambio en el orden del sentido.

Verdi – Va Pensiero – Nabucco


Himno del 1º de mayo (Di Pietro)